EN EL AÑO DE LA CABRA Y DE PORFIRIO…

… se producirán muchos acontecimientos importantes en nuestro mundo. El 2015 será el año de la Cabra según el calendario chino, pero también será el año del estreno de Misión Imposible Parte 5, será el año del videojuego Final Fantasy XV (*)

(*) Nota mental: si, si, XV ni más ni menos…

CHORRADA

Y además será el bicentenario del nacimiento de Juan Bosco. ¡Qué alegría! ¡Qué gran año nos espera! Porque además, en el campo de la arqueología, el gobierno de Perú ha informado de importantes descuentos en las visitas al Machu Pichu, a fin de incentivar el turismo (**).

(**) Nota mental: Machu Pichu, no me suena, creo que es un yacimiento “normalito” que apenas se conoce…

Abandonamos un año en el que se siguen ignorando a las víctimas de cuantos conflictos militares se han producido, de un bando y de otro, sin que pueda hacerse justicia y sin que a los arqueólogos nos dejen trabajar tranquilos… Abandonamos un año en el que las guerras han destruido numerosísimos monumentos y yacimientos de incalculable valor histórico, sin que los gobiernos se preocupe
n lo más mínimo (***).

(***) Nota mental: recuerda, Neill, es más importante el petróleo o el gas, ¿no te acuerdas?

nICO

 Abandonamos un año en que el sector de la arqueología, a nivel mundial, sufre un grave retroceso. Un año en el que se ha producido una fuerte reducción de fondos para la investigación, seguido de un tremendo descenso de proyectos de investigación, y un año en el que muchos compañeros, buenos amigos, y mejores profesionales, han tenido que abandonar sus hogares, a sus familias, a su tierra, para buscarse la vida en el sector, o en otros sectores. Este efecto se ha agudizado en aquellos países en los que sus gobiernos han incentivado las mejores leyes para la desprotección del Patrimonio Histórico (****).

(****) Nota mental: ¡mierda!, ¿por qué siempre pienso en España para estas cosas?

 Y finalmente, abandonamos un año en el que las iniciativas colectivas, los proyectos en común y la tendencia general de los profesionales sigue siendo la misma: la supervivencia. Pero no pasa nada, ¡RELAX!, porque hemos encontrado una tumba maravillosa en Anfípolis, los huesos de Ricardo III y una ciudad subterránea en Turquía, con casas, fuentes, un estadio de fútbol y cines porno. ¡Tranquilos, que la arqueología está salvada! (*****)

(*****) Nota mental: ahora es cuando te llueven los guantazos. No aprendes…

2014

 Sin embargo, sabéis que os tengo aprecio… Y por eso, os quiero desear a todos, compañeros de trincheras y “bellota”, un año 2015 lleno, llenito de éxitos académicos. Tal vez, de esa forma, y mientras llenamos nuestros capazos de trofeos, nos olvidemos de hacer la puñeta al prójimo. Es por eso que os dedico esta famosa frase de Porfirio Díaz, del que por cierto en el 2015 se cumplen cien años de su fallecimiento: “Perro con hueso en la boca, ni muerde ni ladra…”

Sabéis que os quiero. Feliz 2015…

NmA.

Anuncios

VACIANDO TRIPAS DE GIGANTES

No estoy inspirado, para nada en absoluto, y por lo tanto no se qué saldrá de esto…

Tampoco puedo dedicarle mucho tiempo, pero en ocasiones como ésta, el tiempo hay que inventarlo…

Ven un edificio y lo cambian, o lo modifican, o lo manipulan… o lo destruyen…

Se creen que el edificio es lo que se ve por fuera, o simplemente, lo que no se ve. Arrancan paredes como el que monda una fruta, lo dejan desnudo, carente de cara, sin máscara, sin identidad. Y no pasa nada…

Luego van al interior. Ven sus tripas. Ven su alma. El alma de un edificio es aquello que ha quedado de su uso, de sus habitantes, de los acontecimientos. Pero ellos no ven nada de eso…

Sólo ven un uso, el actual, el beneficiario. Esa alma la simplifican a la mínima esencia. Qué burros. Dicen que un edificio es una cosa urbanística y se escudan en que la ciudad debe progresar. Qué burros, otra vez…

Antes del golpe final, el edificio, ya sin cara, ya sin tripas, ya sin alma, posa desnudo con su esqueleto al aire. Sigue pidiendo ayuda a nadie, y nadie le ayuda. Se queda en pie mirando a los viandantes que le observan, algunos con perplejidad, muchos con desdén…

Poco a poco, se va viniendo abajo. Un edificio histórico sin sus ropajes se muere. Poco a poco va cediendo…

Entonces hinca la rodilla al suelo. Ese enorme armazón de historias cede su último aliento. Es entonces cuando algunos se quejan y ponen medidas. Sin embargo los carroñeros conocen el sistema, corrupto, naturalmente, y siguen adelante…

Le asestan el golpe de gracia. El gigante cae y todos lloramos. Le han quitado la cara, y nos quedamos perplejos. Le han vaciado las tripas, y nos quejamos. Lo tiran abajo y nos escandalizamos…

Pasa el tiempo, y sobre la enorme tumba del gigante se levantan otros gigantes a los que, seguramente, el tiempo les depare un final parecido. ¿Qué hemos conseguido? Nada…

Por eso mismo, doy las gracias a los que vacían las tripas de los gigantes. Con ese gesto llenáis las mías de indignación. Llenáis las mías de ganas de seguir adelante. Llenáis las mías con palabras que aquí comparto. Sois unos ignorantes con estudios, unos estúpidos que no pararéis de derribar gigantes, ¿verdad? Algún día, quien sabe, os esperaré a los pies de algún gigante, y os lo podré explicar…

Mientras tanto, no lloréis. Ya lo hacemos los demás…

NmA

Fuente: elpais.com 29/11/2014
Fuente: elpais.com
29/11/2014