Comentarios “al vuelo”

Este apartado es no apto para cardíacos. Como buen irlandés que soy, y como lugar de libre expresión, trataré desde aquí los más escabrosos temas relacionados con la arqueología.

¡¡¡Preparaos, susceptibles, que me han dejado suelto…!!!

(Un cordial saludo)

NmA

5 thoughts on “Comentarios “al vuelo”

  1. Y comenzamos con este suculento regalo de nuestros amigos de España:

    “Madrid permitirá la destrucción de yacimientos a proyectos como Eurovegas”

    La voluntad de la Comunidad de Madrid sigue siendo la de facilitar la destrucción de yacimientos y el expolio arqueológico a megaproyectos como Eurovegas. Pese a las denuncias de los arqueólogos madrileños hace un año, el proyecto de Ley de Patrimonio Histórico sigue abriendo la puerta al destrozo del patrimonio. El Ejecutivo regional, no obstante, siempre ha negado que los cambios en la actual ley, vigente desde 1998, estén relacionados con Eurovegas, el plan para construir en Alcorcón hasta tres campos de golf y seis casinos, con 18.000 tragaperras y un millar de mesas para jugar al póquer, los dados, la ruleta o el blackjack.

    Más información en:
    http://esmateria.com/2013/04/09/madrid-permitira-la-destruccion-de-yacimientos-a-proyectos-como-eurovegas/

    Fantástico! Gracioso! Soberbio! Así se hacen las cosas!!!

    NmA.

  2. Logheda, 9 de Abril de 2013

    Hoy me he levantado con mal cuerpo, después de una pequeña celebración irlandesa en Logheda, en el condado de Louth, al norte de la isla. Para quitarme el dolor de cabeza he decidido encender el ordenador y tras navegar un poco por la red me he encontrado con esta noticia:

    “Madrid permitirá la destrucción de yacimientos a proyectos como Eurovegas”

    http://esmateria.com/2013/04/09/madrid-permitira-la-destruccion-de-yacimientos-a-proyectos-como-eurovegas/

    Lo primero que he hecho ha sido blasfemar. Luego, tras un prolongado respiro, me he documentado sobre lo que les está pasando a mis amigos en España. No hace mucho le mandé una carta a mi amigo Lancaster, en la que ya le comentaba lo que podría suceder en este país, si prosperaba la modificación de una de sus leyes. Allí las cosas son distintas a como se hacen por estos lugares. Si la administración tiene la competencia en Cultura, puede hacer con ella lo que quiera, ¿es eso justo? Pero bueno, uno se pone a pensar y dice: “pues es lo que han decidido los españoles”. Pero por otro lado, ¿debemos permitir la comunidad internacional que se lleven a cabo estas tropelías? ¿Qué están haciendo los demás colectivos de profesionales para parar esta situación? Uno echa mano al borrador de la ley que quieren modificar, y efectivamente, si esta ley se llevase a cabo, sería el final de la arqueología como profesión, y muchos yacimientos, monumentos y lugares de interés histórico se irían al traste. Parece ser que hay diferentes colectivos que sí se están moviendo, pero yo como buen irlandés peleón que soy, me pregunto: ¿es suficiente? No estoy tratando de llamar al desorden, pero seamos sinceros, nuestra profesión no es una ingeniería, ni una medicina, ni una abogacía. ¿Les harán caso? Desde luego, si esto sucediese en nuestra isla, lo normal sería ir a quemar el Parlamento o colgar del gaznate al “taoiseach”…

    Me tiene francamente preocupado lo que está sucediendo, sobre todo por lo que acabo de apuntar. Además, también mis amigos españoles me apuntaron hace no mucho, que el colectivo no estaba unido, que unas instituciones iban por un lado, mientras que otros colectivos iban por otro lado. ¿Pero es que no saben solucionar sus diferencias con cerveza? Por otro lado están los políticos –aquí mejor no reflexiones sobre ellos, Neill-, que parece que hacen lo que les viene en gana en España. Les vendría de maravilla un político irlandés como Mathgamain… He seguido profundizando toda la mañana sobre este asunto de “Eurovegas”, y resulta que los políticos aseguran que ese proyecto traerá oportunidades de trabajo. ¡Pero si están cerrando hospitales y colegios! No lo entiendo. En estos momentos echo de menos a personajes como Hitler, que abría fábricas de munición, de artillería y campos de concentración, ¡si también daba trabajo a la gente! (sic ironía perversa, perdóname, lector).

    La cuestión es, ¿podrán nuestros compañeros españoles, conseguir lo que pretenden? Es muy bonito reunirse con la administración, con abogados, con juristas y con todo tipo de profesionales que llevan más de treinta años chupando (cerámicas y huesos), ¿pero es efectivo? Cabe, como consuelo, saber que no sólo en España se presiona con artimañas normandas a los arqueólogos. Esto me lo remitió hace medio año mi amigo Dimitriu, desde Bulgaria:

    “Bulgaria’s Borisov Cabinet plans to introduce legal amendments in order to be able to pressure archaeologists legally over speedy highway construction, according to reports!” (http://www.novinite.com/view_news.php?id=135624)

    Trataré de ponerme en contacto con algún compañero de España, a ver qué me cuentan… Mientras tanto, ahí queda esta reflexión para los que pretendan quitarse las migrañas, y no puedan…

    Cordialmente.

    NmA.

  3. I think that it´s occurring an attitude manifests about destruction of architectural heritage. Not only is happening in Spain, but also in Italy, in France or in my beloved Ireland. What I can say?

    http://www.irishtimes.com/culture/heritage/owners-of-listed-building-in-galway-warned-against-unauthorised-work-1.1361215
    “Galway County Council has issued the owners of a late 18th century Gothic-style mansion with an enforcement notice, following demolition of part of its ruined structure”

    Real difference is that Spanish government does not respond against this kind of vandalism:
    “The local authority has ordered immediate cessation of any further “unauthorised” work at the listed building, which was once home of Irish literary revival figure Valentine Blake, and has directed the owners to consult with the county council heritage and conservation offices on remedial works”

    Do you have understood, my Spanish friends?
    Ha quedado claro, amigos míos de España?

  4. Triste, pero escatológica historia, de un “Tresdé” y de un “Cuerre”

    Esta narración sigue el modelo de los cuentos de Elige tu Propia Aventura. No es un ataque hacia nadie, ni es mi intención generar ninguna polémica. Tengo la osadía de dar mi opinión en honor a mi buen amigo Pablo Aparicio, arqueólogo y virtuoso de lo virtual…

    Un caballero con un bastón blanco y gafas de sol entra en el local de una empresa cualquiera de 3D y virtualización…
    – Hola buenos días. Verá, yo venía interesado en poder desarrollar una cosa que tengo, pero en 3D.
    – Pues ha venido al lugar indicado, porque en esta empresa trabajamos con la realidad virtual desde hace años, y nuestros trabajos son realmente de calidad.
    – Pero, ¿ustedes son capaces de llevar a cabo cualquier trabajo en 3D? Verá, este trabajo es un poco especial…
    – Mire, hoy en día la tecnología está tan avanzada que podríamos hacer un 3D incluso de un objeto de menos de un centímetro. No le digo más…
    – Lo se, lo se, pero como le he comentado, este encargo es diferente…
    – Bueno, salgamos de dudas, ¿de qué se trata?
    – Quiero que reproduzcan ustedes en 3D un pedo…
    – ¿Disculpe?
    – Si, si, lo que ha escuchado usted, un pedo, una ventosidad, un cuesco… Lo que se llama un pedo. Yo se lo facilitaría.
    – Pero, ¿con qué objetivo, caballero? ¿Con qué finalidad?
    – Con ninguna en absoluto, la verdad. Tengo una pasta gansa y quedaría estupendamente un pedo mío en 3D en el salón de mi casa…

    Momento del lector. Tienes que escoger una de estas alternativas:
    OPCIÓN A) Lo siento, caballero, pero aun pudiendo hacerlo, no creemos que sea ni pudoroso ni correcto. Somos una empresa seria y rigurosa, y no podemos realizar este tipo de encargos.
    OPCIÓN B) Naturalmente, caballero. Realizaremos ese 3D de su pedo en cuestión de semanas. Sólo tiene usted que pasar a esa sala y depositar el material en un frasco, para que podamos hacer un buen “raster”.
    1. Si has elegido la OPCIÓN A, fin de la historia. Gracias por tu lectura y por tu interés.
    2. Si has elegido la OPCIÓN B, prosigue con la lectura.

    – Además, me gustaría realizar otro encargo. ¿Ustedes se dedican también a la realización de Códigos QR?
    – Naturalmente, caballero. Contamos con una tecnología y con una plantilla de profesionales de primera línea, abalados por varios años de experiencia en este sector.
    – Lo cierto es que el encargo de este Código QR también es un poco especial, debo ser sincero…
    – ¿Quiere usted hacer un Código QR de su pedo?
    – No, no, en absoluto. Tengo mucho dinero, pero también soy consciente de que las cosas no se pueden sobrecargar.
    – Entonces, dígame, ¿cuál es ese encargo tan especial?
    – Pues quería que ustedes hiciesen un Código QR de un eructo mío.
    – ¿Disculpe?
    – Si, si, de uno de esos eructos que uno tiene a primera hora de la mañana, pero que resultan tan propicios y personales.
    – Pero caballero, eso tampoco tiene mucho sentido. Quiero decir que no aporta nada su vida, si me permite el atrevimiento, y menos aportará a su familia, o a la sociedad en general.
    – No me importa. Ya le he dicho que tengo mucho dinero que gastar, y lo cierto es que quedaría estupendamente junto al 3D del pedo.

    Momento del lector. Tienes que escoger una de estas alternativas:
    OPCIÓN A) Lo lamento mucho, caballero, pero al igual que con el pedo, y aunque nos pueda reportar pingües beneficios, creemos que no tiene sentido realizar Códigos QR de cualquier cosa. De hecho, no creo que sea ni siquiera conveniente para la reputación de nuestro sector.
    OPCIÓN B) ¡Faltaría más! Le haremos un Código QR de alta calidad, de tal forma que cualquiera que lo localice pueda tener en estéreo su eructo.
    3. Si has elegido la OPCIÓN A, fin de la historia. Gracias por tu lectura, y por tu atención.
    4. Si has elegido la OPCIÓN B, prosigue con la lectura.

    – No se si resultará demasiado pedir que me den ustedes una tarjeta de este negocio. Se lo digo para poder tener su contacto a mano…
    – Pues mire, tiene usted suerte porque precisamente hoy estrenamos tarjetas del negocio, pero no son tarjetas normales.
    – ¡Ah! Fantástico, ¿y qué tienen de especial?
    – Tienen de especial que no son las clásicas tarjetas de papel de todo el mundo, sino que son tarjetas de visita que usted puede descargarse, por ejemplo, en su móvil táctil. Ya sabe que somos una empresa seria de digitalización y de realidad virtual…
    – Es decir, que a no ser que yo tenga un móvil táctil, o la posibilidad de utilizarlo, me sería muy difícil volver a contactar con ustedes, ¿cierto?
    – Cierto, caballero. Pero como usted sabrá estamos en la era de los avances y de las nuevas tecnologías. Al igual que usted pide un despropósito, nosotros estamos convencidos de que cualquiera, hoy en día, puede tener acceso a un móvil táctil y poder emplearlo…
    Un breve silencio es roto por el cliente, quien se quita muy despacio las gafas de sol…
    – ¿Y si yo le dijese que soy ciego?…………………………………………………

    Momento del lector. Tienes que escoger una de estas alternativas:
    OPCIÓN A) Aceptar que las nuevas tecnologías ayudan, y mucho, a la divulgación del Patrimonio Histórico, pero que no son el objetivo de las investigaciones, sino una herramienta más.
    OPCIÓN B) Considerar que la realidad virtual y las recreaciones 3D son muy útiles en el campo de la didáctica, pero que lo primero es conocer cómo llegar a la gente, qué es lo que la gente quiere, y cómo lo quiere…
    – Cualquiera de las dos opciones que hayas elegido estarán bien elegidas, siempre y cuando estés seguro de lo que haces…

    NmA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s